Opinión
He llegado al campamento base, al campo 1. Hace 18.200 y pico días que estoy en esta vida. ¡Gracias a Dios! como diría la abuelita Araceli...como decimos muchos, en voz alta; otros pensándolo...que también vale
Dice un cuñado mío, que tiene muy buen humor y que es muy sentencioso, que últimamente se está muriendo gente que antes no se había muerto nunca y añado yo, ya de forma más seria, que últimamente estamos viendo cosas que jamás hubiéramos pensado ver...
La nieve llega sin esperarla, como llegan los amigos de siempre a casa, como llega la carta del banco, como llegó el Coronavirus a nuestras vidas.
Los que nos atrevemos a manchar un folio blanco con el negro de nuestras ideas nos enfrentamos a diferentes retos, todos relacionados con el respeto.
Yo no tengo reparos, más allá de los lingüísticos, en llamarme loser, aunque sea en unos pocos aspectos de mi vida, porque en la mayoría he sido y sigo siendo afortunado.

A mí me toca seguro, pero pensad cuando estéis leyendo estas líneas que a alguien de vuestro portal o a algún familiar también le va a tocar.

De lo que estoy seguro es que gane quien gane, muy pocas cosas cambiarán en Estados Unidos...y menos en el resto del mundo, por ello creo que no hay nada que temer.​
Pues eso, tengo un sueño y espero que en esta semana que empieza se cumpla y que la terminemos curados, por lo menos, de una de las pesadillas que nos amenazan.