Notice: Undefined variable: title in /var/www/vhosts/39363171.servicio-online.net/primeraedicionclm.es/public/themes/peclm/templates/opinion/index.phtml on line 21

Filomena, a mi pesar

Voy a decir poco, pero casi nadie lo podía imaginar
Filomena, a mi pesar
Ángel Carrasco Fernández
Ángel Carrasco Fernández

Pensábamos que el 2020 había sido el año más inusual de la historia, pero ha llegado el 2021 pisando fuerte. En diez días hemos vivido un intento de golpe de estado en Estados Unidos por los seguidores de Trump y una ola de frío con las mayores nevadas que habíamos visto en muchos años por Torrijos.

De lo primero voy a decir poco, pero casi nadie podía imaginar que en “la democracia más avanzada del mundo” pudiera pasar lo que pasó. De hecho en USA no podía haber golpes de estado porque no hay embajadas de USA. Además Batman, Superman, Capitán América ¿dónde estabais? ¿Y la policía y la guardia nacional? No sé, EEUU ya no es lo que era...

Pero volviendo al frío patrio donde estamos a salvo de que unos señores vestidos de frikis puedan entrar en el Congreso, o no… no se ya que pensar. Filomena, yo quería hablar de Filomena, la nieve y el frío. Torrijos cortado por todos los accesos, con las calles llenas de nieve y otra vez encerrados en casa. Pero de nuevo la misma situación: los trabajadores municipales, Protección Civil y la Policía Local trabajando sin descanso para evitar que los problemas hayan sido mayores y de nuevo todos los trabajadores y trabajadoras de la sanidad pública demostrando lo mejor de nuestro país: recorriendo kilómetros para sustituir a sus compañeros que estaban doblando y triplicando turnos, porque podremos quedarnos en casa pero hay cosas que no pueden parar. Nuestros mayores siguen necesitando cuidados, a los enfermos hay que tratarlos, hay que seguir haciendo PCR’s y hay que poner vacunas, muchas más de las que por desgracia se están poniendo en Castilla-La Mancha. Pero por suerte en la residencia de Torrijos si se han puesto las vacunas contra la maldita Covid19. Menuda sonrisa, menuda alegría... y es que, aunque la semana que viene vengan los extraterrestres o aparezca Godzilla siempre habrá un motivo para sonreir, y el mío en 2021 fue ver las fotos de los mayores y los trabajadores y trabajadoras vacunándose.